Euskara
 
 

LA JOTA NAVARRA

Esta danza responde coreográficamente a una de las tantas partituras recogidas en el amplio repertorio de los Gaiteros de Estella. Su música venía interpretándose en Estella durante gran parte del siglo XX, tanto por la Banda de Música como por lo propios gaiteros de la ciudad, al finalizar los bailables en la plaza de los Fueros.

Tal huella dejó esta tradición que, D. Francisco Beruete, director del Grupo Municipal de Danzas de la ciudad, allá por los años cincuenta del pasado siglo, determinó incluirla en el repertorio habitual de los danzaris estelleses. Esta era una jota familiar para el público estellés y eso, precisamente, facilitó su rápida asunción.

A diferencia de las jotas habituales que se bailan en Navarra -en muchos lugares de nuestra geografía la distinción entre jota y fandango no es apreciable-, la coreografía de esta pieza tiene sentido circular, sin llegar a perder esa forma en ningún momento de su ejecución.

Es una jota concebida para ser bailada por el grupo en su totalidad y la caracterizan las transiciones lentas, en forma de copla. Un capricho entre el corpus de jotas.