Euskara
 
 

KALEJIRAS ESTELLESES DE ACOMPAÑAMIENTO

Los danzaris de Estella, uniéndose al protocolo que durante decenas de años se ha seguido en la ciudad, ejecutan unas danzas particulares con el fin de acompañar a las autoridades civiles y religiosas en sus celebraciones y actos oficiales.

No es ésta, pues, una tradición reciente, en Estella. Ya los gremios y cofradías del siglo XIX estellés contaban con músicos gaiteros para amenizar y solemnizar los actos que protagonizaban en sus días de conmemoración.

Desde el momento en que Estella contó con su primer grupo de danzas municipal, adornó sus celebraciones con la presencia de los danzaris, por las calles de la ciudad.

Esta presencia no es estática. En Estella, todos los momentos se bailan, y los de relevancia oficial, con más motivo. Para ello, D. Francisco Beruete volvió a ilustrarse de la música de D. Julián Romano, gaitero insigne, y coreografió, elegantemente, varios rigodones que aquel guardaba en su bagaje musical personal.

Son éstas coreografías alegres, que permiten a las Corporaciones un paso ligero y una llegada pronta al lugar de celebración. Ya por parejas, ya en grupos de cuatro, el grupo de danzaris abre paso y colorea la solemnidad del acto.

 


Cualquier visitante puede comprobar la algarabía que recorre las calles de Estella, con motivo festivo. La seriedad y hermetismo de un protocolo férreo se rompe con el color y el movimiento que regalan los danzaris en la ciudad.

Asimismo, el grupo de danzas Ibai Ega utiliza estas karrikadanzas para sus propios desfiles, en sus actuaciones habituales, como paso previo a su espectáculo coreográfico.

Kalejira, Dantzari Txiki, Ansoain, 1998