Euskara
 
 

EL BAILE DE LA BALSA DE TORRALBA DEL RIO

El Baile de la Balsa de Torralba del Río es una suite de danzas de diferente entidad musical y coreográfica que retrata, de modo simbólico, un episodio guerrero, un alarde de lucha -ambos de exclusiva participación masculina-, una danza en honor al vencedor -de carácter femenino- y la exaltación tras la victoria, reflejada a través de la Jota de San Juan y la Danza Final, que ejecutan conjuntamente hombres y mujeres.

En si misma, la danza completa no está fundamentada en ningún suceso histórico, pero sí está creada sobre la suma de elementos, unos históricos, otros legendarios, otros sin fundamento veraz, con los que se ha logrado una danza perfectamente ambientada en el siglo XVI, en las Tierras de Estella.

Para la creación de esta danza se utilizaron elementos de toda índole y, aunque pareciera arriesgado el experimento, el resultado final fue espectacular. El músico estellés Padre Hilario Olazarán, una vez recogidas las escasas melodías que en el lugar de Torralba del Río guardaba la tradición oral, consiguió una música original y de notable acento medieval que acompaña inmejorablemente a la coreografía que D. Francisco Beruete proyectó para este baile. Éste también hizo lo propio con los números de baile que engloban la suite.

Con el recuerdo de la existencia de la Cofradía de San Juan de Torralba del Río, fundada en 1375, -Cofradía de Lanceros y Ballesteros, que, en origen, tenía la misión de defender la causa católica-, más el recuerdo de la leyenda de Juan Lobo -todavía presente y recreada en el pueblo de Torralba-, que escenifica la persecución y juicio final del famoso bandolero, al que cautivan el día de San Juan los dichos Cofrades y celebran fiesta y jolgorio con cantos propios y danza en el lugar de la captura -la Balsa-, el maestro de danzas D. Francisco Beruete confeccionó una bella historia danzada que se escapa del común denominador del resto de danzas de la Tierra de Estella: El Baile de la Balsa de Torralba del Río.


El conjunto de danzas que comprende el Baile de la Balsa de Torralba del Río, merecen una mínima descripción:

  1. Introducción y Salida

    Esta es la primera danza de la suite y en ella se nos presenta el grupo de guerreros en disposición para la lucha. Los guerreros portan unas varas largas de avellano que mueven con actitud beligerante, sin llegar al enfrentamiento. Representa el primer acto de la caprichosa historia que nos relata la danza en su conjunto: la salida y preparación de los mozos de Tierra Estella para la lucha.
  2. Lucha

    Es en esta danza cuando los danzaris ejecutan el episodio guerrero utilizando las largas varas de avellano. Es una danza corta en el tiempo pero emocionante en ejecución. No se trata de un paloteado al uso, ni por el tamaño desmedido de las varas ni por el modo coreográfico de la lucha. Es una danza original en toda su extensión -musical y coreográfica-, que cumple a la perfección el cometido de situarnos en un instante bélico, en pleno siglo XVI.
  3. Danza de Honor

    También subtitulada por el coreógrafo estellés D. Francisco Beruete 'Salida de las Mozas y Baile de Panderetas'. Esta es la danza que permite al sector femenino del grupo expresar sus habilidades. Es una danza lírica y con tremendo sabor medieval, que utiliza las grandes panderetas como marca rítmica. Nos muestra el papel de la mujer en el devenir del mundo medieval. A través del baile, contemplamos la espera de las abnegadas esposas de los mozos guerreros que partieron a la lucha.
  4. Jota de San Juan

    Se trata de la danza que los propios Cofrades de San Juan de Torralba del Río bailan, de manera individual, frente al Abad de la Cofradía y al amparo de la Balsa, los días en que celebran la festividad del santo. En este caso, los danzaris estructuran una coreografía con disposición de jota y ejecutan unos pasos de baile especialmente originales que la hacen única en su especie. La música de esta jota es la misma que escuchamos tocar a los Gaiteros de Estella en la propia villa de Torralba, una y otra vez, ininterrumpidamente, hasta que los cofrades deciden su final. Representa esta danza la alegría del encuentro, tras la victoria.
  5. Karrikadantza o Danza Final

    Este pasacalles en ritmo de 2/4 marca a los danzaris su despedida. Para ello, los danzaris forman un ingurutxo, danzan en círculo haciendo uso, respectivamente, de los largos palos de avellano y de las panderetas. Es la alegría y la fiesta que celebra la consecución del episodio bélico, de la pequeña novela romántica que nos ha ofrecido esta suite de danzas.

Nunca una salida de danzaris fue tan preciosista como ésta que nos deja ver esta danza original llamada 'Baile de la Balsa de Torralba del Río'.

Baile de la Balsa, Fiestas, 1981